Proceso de Reciclado

Reciclado y descontaminación
de vehículos

El proceso de recliclado de los vehículos comienza en el momento en que éstos son entregados en Hiperdesguace Madrid. Estos son los pasos que seguimos:

1.- Recepción y verificación

Cuando recibimos en nuestras instalaciones un vehículo en desuso, se debe entregar la documentación para verificar
que no existe ningún impedimento para su reciclaje.

2.- Descontaminación

Retiramos todos los líquidos y elementos del vehículo que son contaminantes, como aceites hidraúlicos, aceites del motor,
del diferencial y de la caja de cambios (salvo que se reutilice el bloque completo, en cuyo caso se puede mantener lubricado) combustibles, líquidos de frenos, anticongelantes, filtros, baterías, etc.

3.- Retirada y catalogación de materiales reutilizables

Evaluamos todos aquellos componentes susceptibles de ser reutilizados. Los identificamos y almacenamos para su
posterior comercialización. Para facilitar el reciclado, retiramos también residuos no peligrosos como catalizadores, neumáticos, vidrios, etc.

4.- Recuperación de materiales

En las instalaciones de fragmentación, los vehículos (normalmente compactados para facilitar su traslado) son triturados
por molinos hasta un tamaño de entre 20 y 40 cm. Después, mediante ventiladores y aspiradores retiran los materiales
más ligeros y más tarde, mediante corrientes magnéticas se separan los metales férricos que son enviados a fundición
para la elaboración de nuevos materiales.
El resto de materiales son sometidos a distintos procesos de separación (cribados, corrientes de inducción, mesas densimétricas, sistemas ópticos, etc.) para obtener por un lado los distintos metales no férricos (aluminio, cobre, etc.)
que son enviados a plantas de fundición y por otro, otras fracciones de materiales no metálicos que se reciclan o se
valoran energéticamente dependiendo de sus características.